La familia Annonacea se caracteriza por ser plantas leñosas de hojas enteras, sin estípulas, flores hermafroditas, frutos por lo general en baya y frecuentemente reunidos formando frutos colectivos de los que forma parte el eje floral carnoso. Esta familia comprende más de 40 géneros, de los cuales tres producen frutos comestibles: la Annona, género de la chirimoya, la Rollinia, conocido el fruto como biriba y la Asimina, conocido como pawpaw.

Las principales características del género Annona son: árboles o arbustos de hojas alternas, enteras, sin estípulas. Flores axilares, solitarias o en fascículos de prefloración valvar. La mayoría de los carpelos contienen una semilla. Si el óvulo no es fertilizado el carpelo correspondiente tiende a no desarrollarse, con lo que el fruto se deforma. Todos los carpelos fecundados contienen una semilla, generalmente de color negro, que al secarse pasa a marrón. La superficie de cada carpelo muestra una placa o areola al exterior, diferente de un cultivar a otro. Sirve esta característica para la identificación y descripción del fruto. El color del fruto varía entre verde claro y obscuro, teniendo un viraje de color a un tono amarillento, que sirve como índice de madurez. El fruto maduro tiene un PH de pulpa alrededor de 4, dependiendo esto de la variedad. La pulpa es carnosa, blanca, muy aromática, azucarada y de sabor subácido. Este género comprende unas 120 especies, originarias la mayoría de la región tropical y subtropical de América.

 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here