La organización para producir y distribuir la semilla de guanábana en  nuestro país, va desde el sistema convencional de producción y mercadeo bajo la supervisión del estado, apoyado en una compleja red de instituciones públicas y privadas, hasta el sistema tradicional. En éste, la mayoría de los pequeños productores siembran, año tras año, semilla de la cosecha anterior o producto del intercambio entre vecinos. Así, entre una forma y otra, existe una falta de organización, de tipo intermedio, que impide mejorar la calidad de la semilla sembrada por la mayoría de los productores.

graviola seeds

En este sentido podemos señalar tres sistemas de producción y distribución de semilla:

a. Tradicional
b. Convencional
c.   No convencional

a.Sistema tradicional: El productor utiliza semilla proveniente de la cosecha anterior o producto del intercambio entre vecinos. La alternativa de mejoramiento de este sistema consistiría en la difusión y aplicación de prácticas culturales sencillas como la eliminación de plantas enfermas, cosecha oportuna, secado natural, estas recomendaciones tienen como propósito hacer que los pequeños productores aprovechen eficientemente el potencial genético de los materiales criollos y puedan  autoabastecerse de semilla de mejor calidad en comparación con la que acostumbran utilizar.

b.Sistema convencional: Opera apoyado en una compleja red de instituciones públicas y privadas para generar la semilla certificada, la cual es producida por agricultores particulares bajo la supervisión del FONAIAP, a través de este sistema sólo se ha logrado cubrir el 10% de los requerimientos de semilla certificada de guanábana, indicando que el sistema de producción y distribución de semilla que impera es el tradicional.

c.Sistema no convencional: Los agricultores desarrollan estrategias de producción y distribución de materiales de siembra con características cualitativas que se asemejan al sistema convencional, siguiendo normas y patrones acordes con su realidad. En este  sentido, se clasifica la semilla como mejorada el objetivo primordial del sistema es establecer esquemas de producción y distribución locales con la finalidad de satisfacer las necesidades de semilla de buena calidad en regiones de poco acceso a aquella certificada o donde su utilización no resulte viable por razones culturales, económicas u otras. Importa aclarar que un sistema no es excluyente, todo lo contrario, en muchos casos se presenta similitudes e interacciones entre ellos, así como complementariedad en su adopción.
FUNCIONALIDAD DE LOS SISTEMAS NO CONVECIONALES
No existe un esquema único que se pueda aplicar para la organización de los sistemas no convencionales   de producción de semilla, ésta obedece las necesidades y potencialidades locales de cada grupo de productores. En los sistemas no convencionales se ha demostrado una mayor eficiencia del trabajo a través de organizaciones asociativas con apoyo
Oficial, programas o proyectos que pueden reducir las barreras para alcanzar los objetivos propuestos. Este sistema se basa en formas menos rígidas de producción dentro de una política que tenga más fines sociales que económicos, donde las normas de certificación o control tienen una acción más orientadora que fiscalizadora. Mediante este sistema el pequeño productor puede autoabastecerse de semilla de una calidad superior a la que acostumbra sembrar, sin grandes riesgos y con posibilidades de que adopte las recomendaciones técnicas, ya que la tecnología a implantarse es una práctica factible, a disposición, al alcance cultural y económico del pequeño productor.
ALTERNATIVAS

Dependerán de las condiciones particulares del productor o del grupo de productores seleccionados en este sentido, se plantea:

– Trabajar con la semilla del productor

– Cambiar de semilla

Se debe conocer la realidad del productor, ya que su desconocimiento puede ocasionar la selección de una estrategia errónea, que impediría la adopción de tecnología propuesta. El trabajar con pequeños productores, en pequeñas unidades agrícolas, demanda la presentación de tecnologías apropiadas a su sistema de producción. En otras palabras, los técnicos deben estar convencidos que el cambio se logrará, siempre que sus recomendaciones se adapten a las condiciones ecológicas en que está inserto el pequeño productor. Si la alternativa es mejorar la semilla del propio productor con el fin de que se autoabastezca, se tiene la ventaja de no demandar gastos y no cambiar el tipo a la que el agricultor está habituado en este sentido los aspectos más importantes a considerar son los siguientes:

– Seleccionar una parte del lote sembrado para la producción de semilla.

– Tratar de sembrar en una época en la cual la cosecha coincida con la de sequía.

– Seleccionar las mejores plantas para cosechar.

– Eliminar plantas enfermas.

– Aplicar recomendaciones para la cosecha

– En el lote destinado para semilla, utilizar una densidad de plantas menor, evitando así la diseminación de las enfermedades y facilitando el entresaque.

– Enseñar al agricultor pruebas sencillas para evaluar la germinación del material.

2 Comentarios

  1. PASCUAL ZARZOSO

    marzo 21, 2015 en 2:33 pm

    hola, yo vivo en el norte argentino, salta, jujuy, quisiera ver como hago para plantar y producir en forma continua…en esta zona. gracias

    Responder

  2. eva rodriguez

    agosto 25, 2015 en 10:06 pm

    tengo una amiga con cáncer de colon ya por su segunda operación toma antidepresivo puede tomar graviola..?? por-favor conteste para ver si puede muchisimas graciaas

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Tienda Energy fruits | Energy Fruits Graviola Harina 120g

Puedes comprar Energy Fruits Graviola Harina 120g en la tienda donde comprar los productos…